icon-menu
 

Al ritmo de las olas

Caminando por la playa, en el horizonte vi al viento jugar con su falda larga, sedosa y delicada de color blanco, mientras la arena dorada acariciaba la planta de sus delicados pies. Mi mente se acercaba rápidamente a su alma, pidiéndole a mi cuerpo que avanzara más rápido para poder tenerla cerca lo más pronto posible. Justo antes de tenerla en frente mio, ella decidió sentarse en la playa, buscando la comodidad que le brindaba la arena bordeando su cuerpo dorado. Estiró su pierna derecha, flexionó la izquierda, se apoyo en sus codos, tiró su cabeza hacia atrás y su largo cabello rojizo acaricio la arena, buscaba el infinito en el cielo azul que se unía con el mar sin darnos cuenta en que punto. La abertura de su falda me permitió ver sus piernas bronceadas, su muslo bien torneado y definido hicieron que mis rodillas temblaran y tocaran la arena de inmediato. La yema de mis dedos dejaron de sentir el soplido del viento, se convirtieron como el pincel para el lienzo en sus pantorrillas suaves y delicadas, dibujé sus piernas lentamente sintiendo su calor que me llevaba minuciosamente hasta su entre pierna.

al-ritmo-de-las-olas_1El sol maravillado con su belleza cubría su cuello y su pecho gracias al escote profundo de su vestido blanco, mis labios no aguantaron y quisieron ser cómplices de su expresión de sensualidad y relajación al ritmo de las olas que asomaban en la playa, buscando sentir nuestro calor producido por la pasión y deseo. Mis labios recorrían su cuello lentamente mientras su respiración se aceleraba, sus ojos cerrados y sus manos llenas de arena deseándome cada vez más cerca. Mis manos encontraron su entrepierna que lucía un hermoso encaje blanco que resaltaba en su piel dorada, suavemente lo fui corriendo buscando su esencia húmeda, esa misma esencia que deseaba todo mi ser, que buscaba acariciar toda la noche y que esperaba encontrar con mi alma. El atardecer nos cubría y el cielo rojo como si entendiera que en su playa existía fuego de pasión y deseo vislumbraba lo que vendría después. El agua salada ya nos cubría los pies mientras sus manos cálidas ya cubrían mi espalda húmeda, dejando fluir sus uñas perfectamente arregladas pero con trozos de arena que pasaron por sus manos cuando mi cuerpo iniciaba mi expedición por su cuerpo. No podíamos separar nuestras almas, menos cuando nuestros labios se fundieron en un solo beso, delirio de pasión me producía su lengua en mi boca, mis labios sobre los suyos, solo deseaba mantenerme allí para siempre, el mejor lugar para estar en todo el universo, su piel, su respiración, su sonrisa y los cómplices de la pasión, el mar y el atardecer.

Mi cuerpo agonizaría si no la tenía de inmediato pero también entendía que debía disfrutar la muestra total de perfección que la naturaleza me había concedido esa tarde, sin embargo, su espalda decidió sentir el calor en la arena que era nuestra anfitriona, sus manos buscaron mi pene firme mientras las mías jugaban con su nalgas apretándolas fuertemente produciendo gemidos leves de goce, mis labios susurraban en su oído el inmenso gusto que sentía por ella queriendo llevarla toda la noche a través del mar de perversión que nos rodeaba. Mi cuerpo cambio la arena por su cuerpo desnudo, acomodándome perfectamente sobre ella, sus manos buscaron mis nalgas y sus uñas de nuevo se hicieron sentir cuando todo mi ser entro en ella, fue inevitable no sentir sus labios en mis oídos susurrando mi nombre, ordenándome que continuara haciéndola sentir mujer, feliz, deseada y amada…

@olparra

Si te gustó nuestro artículo ayúdanos a que muchas más mujeres lo conozcan compartiendo y siguiéndonos en nuestras redes sociales.

Twitter: @BoudoirColombia
Facebook: Boudoir Colombia 

Déjanos tu opinión !

Opiniones

Quiero vivir la Experiencia Boudoir inmediatamente

* indicates required

Suscribirme al boletín semanal

* indicates required

Qué hacemos en Boudoir Colombia

Boudoir (budua) Colombia te brinda la oportunidad de despertar y resaltar tu sensualidad y ternura viviendo la #ExperienciaBoudoir donde retratamos esos momentos únicos bajo el lente de la cámara de nuestro fotógrafo Manuel Julián Pérez.

Siempre tendremos los mejores aliados !!

Terapia de Pareja - Karen Langebeck

Matrimonio.com.co