icon-menu
 

Intimidad en el callejón

En la noche fría capitalina, la vi cruzar por el callejón con su falda negra que caiga por sus nalgas como el agua en una cascada y antes de perder la visual ella logro capturar mis pupilas con su perlas blancas, hizo un alto en su camino y giró su torneado cuerpo hacia mi, instante en el que sus llaves cayeron al suelo, motivo por el cual su cuerpo se inclinó a recogerlas sin perder el parpadeo de mis ojos. Se respiraba intimidad en el callejón, nuestras almas se conectabas a través de nuestros ojos sin poder contener el deseo que los poros emanaban.

Mientas su mano derecha tomaba las llaves, mis ojos no podían dejar de admirarla, su escote profundo me dejaba ver el encaje que adornaba sus pezones como la cúspide de lo inalcanzable con mis manos, pero que no escapaba a mi mirada, su cintura se pronunciaba sobre sus caderas a donde mis manos llegarían por reflejo, sujetando su cuerpo queriendo sentirla mas de cerca de mi; ella se gira completamente, queriendo escapar y controlar su deseo, expresado en su respiración acelerada, pero mis manos rodearon su cintura acercándola suave pero muy firme hacia mi cuerpo, desiste de su huida y se recoge su hermosa cabellera negra hacia un costado, dejando al descubierto su espalda dorada e iluminada por  la luna, resaltando su piel de porcelana, suave y tersa, invitándome a sentirla mas cerca y poder hacerla mía.

Su espalda rozo con mi pecho, dejándome sentir sus nalgas firmes y duras en mi pene, que reaccionaba cada vez que la tenia cerca. Mis manos no pudieron dejar de tocar sus muslos mientras su cabeza reposaba sobre mi hombro, poco a poco mis manos subieron hasta el fondo de su falda sintiendo el encaje de sus medias negras y delgadas. En la ruta que seguían la yema de mis dedos, sintieron su piel descubierta, mostrándome el contraste entre el rugoso relieve de su encaje y la suavidad de su piel sedosa; Mi mente se inundaba de placer, el mundo me importaba poco y deseaba con locura que nuestros cuerpos compartieran su piel y estar dentro de ella, los movimientos de su cadera buscaban sentirme mas duro y cerca de su nalgas y que mis manos se posaran entre sus piernas, sintiéndola húmeda aflorando mi instinto mas animal…

@olparra

Si te gustó nuestro artículo ayúdanos a que muchas más mujeres lo conozcan compartiendo y siguiéndonos en nuestras redes sociales.

Twitter: @BoudoirColombia
Facebook: Boudoir Colombia 

Déjanos tu opinión !

Opiniones

Quiero vivir la Experiencia Boudoir inmediatamente

* indicates required

Suscribirme al boletín semanal

* indicates required

Qué hacemos en Boudoir Colombia

Boudoir (budua) Colombia te brinda la oportunidad de despertar y resaltar tu sensualidad y ternura viviendo la #ExperienciaBoudoir donde retratamos esos momentos únicos bajo el lente de la cámara de nuestro fotógrafo Manuel Julián Pérez.

Siempre tendremos los mejores aliados !!

Terapia de Pareja - Karen Langebeck

Matrimonio.com.co